Lun-Jue: 10:00 am - 19:00 pm, Vier: 10:00 am - 18:00 pm

Tipos de carillas dentales

Los dientes son algo que se ve, se luce y se muestra. Si quieres lucir una dentadura en perfecto estado necesitas aplicar diferentes tipos de tratamientos como el blanqueamiento dental. Además, en ocasiones se requieren de otro tipo de trabajos como las carillas dentales.

Las diferentes carillas dentales

Una carilla dental es una lámina fina que se coloca en la parte visible del diente para darle un aspecto estético más vistoso. Por norma general, se aplica en los dientes frontales por ser los que más se ven cuando sonríes. Este tipo de elementos se hacen a medida para cada paciente y permiten corregir defectos como el color, separación o roturas en las piezas dentales. Existen dos tipos principales de carillas en función de los materiales con las que se realizan.

Carillas de porcelana

Son la opción más cara pero también la que cuenta con una mayor resistencia y durabilidad. Se recomiendan para casos graves de rotura o separación, ya que con ellas se consigue el mejor resultado posible. Se dividen en tres grupos:

  • Ultrafinas: se trata de la opción más estética. Se hacen en porcelana inyectada y cuentan con un grosor de apenas un milímetro. Son muy cómodas e imperceptibles.

  • Zirconio: cuenta con una gran resistencia pero se utiliza en casos muy determinados que debe valorar el especialista. Es el mismo material usado para las coronas o fundas dentales.

  • Disilicato de litio: esta mezcla de vidrio y cerámica es la última en llegar. Es la más resistente y manejable de las tres y se está convirtiendo en un material de uso común en odontología. Además, se adhiere muy bien a la pieza dental gracias a su cementación aportando durabilidad.

Este tipo de carillas tienen una duración de al menos 15 años y no pierden el color o se tiñen. Se trata de uno de los tratamientos más recomendados por los especialistas debido a estos factores, ya que su precio sale en beneficio a largo plazo.

Carillas de composite

Este material está conformado por fibras de carbono, vidrio y boro. Está especialmente indicado para pequeños trabajos, especialmente en pacientes que no han completado su crecimiento.

A la hora de colocarlas solo es necesaria una sesión y cuentan con un precio más económico que las de porcelana aunque, también son menos duraderas, apenas unos cinco años. Además, se trata de un material que se tiñe con el paso del tiempo. Este tratamiento es reversible y en ocasiones un puente antes de pasar a las de porcelana.

Existen dos tipos principales de carillas dentales que cuentan con diferentes particularidades que influyen en su precio final. Tu profesional de confianza te aconsejará sobre la mejor solución para eliminar tu problema estético con un tratamiento duradero y que te permita lucir una sonrisa preciosa.

Sin comentarios

Añadir un comentario